La alcachofa, remedio natural para las alteraciones del hígado y la vesícula

 

 

Original del norte de África, se cultiva desde el siglo XV y ya se tienen referencias de su consumo humano desde el antiguo Egipto. En siglo XVI al líquido hervido de hojas de alcachofa se le consideró que era una bebida AFRODISÍACA, y hasta el XVIII, como el ELIXIR DE LA JUVENTUD y, aunque esto nunca se ha podido demostrar, se están estudiando sus efectos como rejuvenecedor tisular y por tanto, como preventivo del envejecimiento.

 

Con todo, lo cierto es que son muchas las propiedades nutritivas y medicinales de este cultivo tan tradicional en nuestras tierras.

 

Comprar suplementos nutricionales con alcachofa al mejor precio

 

 

Propiedades medicinales

 

Se ha de diferenciar entre la alcachofa (el receptáculo carnoso que envuelve la flor) utilizada como alimento y las hojas, que hacen de la alcachofa una planta medicinal.

  • Es diurética, ayuda a eliminar líquido del cuerpo.
  • Es hipoglucemiante, esto es, hace descender el nivel de azúcar en sangre.
  • Ayuda a combatir las afecciones del hígado y vesícula biliar.
  • Es antidiarreica y aperitiva.
  • También tiene acción hipocolesterolemiante (elimina el colesterol)

Contraindicaciones: cuaja la leche por la presencia de determinadas diastasas, por lo que no es aconsejable en madres en época de lactancia.

 

Usos y aplicaciones de la alcachofa

 

Como legumbre, la alcachofa tiene las mismas propiedades que las hojas, pero los principios activos los posee en muy poca cantidad, aun así, es un buen alimento para diabéticos y útil para depurar el hígado y para purificar el riñón.

Debe consumirse lo antes posible después de su cocción, pues se altera fácilmente y desarrolla toxinas. No es conveniente guardarlas hervidas de un día para otro y se ha de evitar su ingesta por parte de madres lactantes, ya que los principios amargos se eliminan con la leche y ésta adquiriría un sabor desagradable y sería rechazada por el bebé.

Como remedio terapéutico, se toma el jugo de hojas verdes, mezclado con azúcar y agua o vino (puede prepararse un vino medicinal dejando macerar durante nueve días cuatro o cinco hojas frescas en un litro de vino blanco). Por su interesante contenido en hierro, también se recomienda en las anemias ferropenicas.

 

Como remedio natural se utiliza fundamentalmente en alteraciones hepato-biliares

 

  • Hepatitis.
  • Hígado graso.
  • Insuficiencias.
  • Ictericias.
  • Vesícula perezosa.
  • Colelitiasis (piedras en vesícula).
  • Hipercolesterolemias (colesterol alto).

Como la mayoría de productos naturales, puede también adquirir alcachofa en cualquier herbolario tradicional o herboristería online,  donde encontrará presentaciones muy cómodas de administrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Sigue descubriendo el maravilloso mundo de las plantas medicinales y sus propiedades