La Cúrcuma

La cúrcuma (Cúrcuma longa). Esta raíz se viene utilizando desde la antigüedad como condimento y por sus propiedades medicinales. De entre sus principios activos, la curcumina, es la que mayor actividad le confiere. Aunque la turmerina y los aceites esenciales juegan también un papel importante en el conjunto de efectos beneficiosos que esta planta aporta al organismo.

 

 

Propiedades medicinales

 

  • Como antiinflamatorio natural.
  • Es de utilidad en casos de artritis reumatoide y arterosclerosis.
  • Favorece el buen funcionamiento del hígado.
  • Puede ser un buen aliado como protector contra el cáncer.

 

Es un potente antioxidante con capacidad para inhibir la producción de radicales libres, para retirarlos del organismo y para promover la producción de antioxidantes endógenos (glutation). Además, ayuda a prevenir y neutralizar la peroxidación lipídica involucrada en el inicio y desarrollo de enfermedades degenerativas en órganos y tejidos.

La cúrcuma es además una planta protectora hepática que asegura una mayor producción y secreción de la bilis, que impide el daño producido por un exceso de estrógenos en tejidos sensibles del organismo y que protege al hígado frente a sustancias nocivas. Ayuda en consecuencia a promover la estabilización de la membrana de las células hepáticas e inhibe la peroxidación lipídica en inflamaciones del hígado.

La limpieza de la sangre e hígado es fundamental a modo de protección frente al crecimiento avanzado de tumores. Como antiinflamatorio natural, la cúrcuma inhibe la liberación de mediadores inflamatorios (prostaglandinas, tromboxanos y eicosanoides) aportando beneficios similares a la cortisona, pero sin su toxicidad.

Es un inhibidor natural del enzima COX-2 el cual facilita o induce el desarrollo de cáncer. La investigación científica más reciente sobre esta planta, se centra en su prometedora actividad antimutagénica, anticancerígena y antimetástasis.

Cada vez son más los estudios que evalúan el papel tan importante de la cúrcuma en la lucha contra el cáncer y la definen ya como un agente anti-cáncer de amplio espectro con enzimas que poseen propiedades desintoxicantes lo que indica su potencial como agente preventivo contra la carcinogénesis química y contra otras formas de
toxicidad electrofílica.

Junto a sus propiedades como antimutagénico -con capacidad reductora de la mutación de las células expuestas a sustancias cancerígenas-, como protector de las células (especialmente del ADN) y como desintoxicante, diversos estudios indican que la cúrcuma ralentiza el desarrollo y crecimiento de varios tipos de células cancerígenas. Su efecto anticancerígeno se muestra especialmente en su capacidad para interferir contra las células del melanoma al favorecer la apoptosis o proceso de autodestrucción de dichas células.

Numerosos estudios científicos demuestran sus potentes propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas.
Posee además efectos antimicrobianos (Salmonella, Helicobacter pylori y virus HIV-1), antifúngicos (uso tópico) y antiparasitariosy es beneficioso para mantener un colon y un sistema cardiovascular sanos y como modulador inmunitario.

Diversos estudios en laboratorio se han centrado en su actividad neuroprotectora para el tratamiento de Alzheimer al inhibir la formación de amiloide (Amyloid).

 

Precauciones

 

No utilizar cúrcuma durante tratamientos de quimioterapia.

Todo el material publicado en este sitio sólo tiene fines informativos para profesionales y, en ningún caso, tienen el ánimo de sustituir el consejo, ni el tratamiento de su médico o profesional de la salud.

Este producto no es un medicamento, no intenta diagnosticar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Utilícelo como complemento nutricional. Ante cualquier duda siempre consulte a su médico o profesional de la salud.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Sigue descubriendo el maravilloso mundo de las plantas medicinales y sus propiedades

Omega 3

Omega 3

El Omega 3 Los ácidos grasos poliinsaturados, llamados esenciales porque el cuerpo precisa de...

leer más